Mayobanex no ha muerto, sigue su vuelo en las alas de la patria hacia la eternidad.



Ese vuelo lo emprendió en el año 1959, a lo mejor antes, jamás se detuvo, sólo buscando la dignidad de la raza inmortal para acabar con la dictadura de Trujillo.

Dejó la comodidad de Nueva York, se fue a entrenar en Cuba y vino dispuesto a todo por su amada patria, tras el polen de sus campos.

Era Mayobanex el más joven de la expedición, después de Pablito Mirabal, el ahijado del Comandante Delio Gómez Ochoa, quien tenía 14 años.

Debo destacar la partición de los barahoneros en la expedición, especialmente del médico Antonio Mota Ricardo y de uno de los más torturados, el maquinista José Messon.

¡Gloria eterna a los Combatientes del 14 de Junio!

¡Mayobanex Vargas vive!
 Mayobanex vuela en las alas de la patria