Titulares

La Asociación Dominicana de Prensa Turística, Inc. (ADOMPRETUR), Filial Barahona, expresa por este medio su profundo rechazo a la instalación de una estación de expendio de combustible en pleno centro del malecón turístico de Barahona.

Señor:
Ing. Luis Piña
Director Regional de Medioambiente

Señora:
Ruddy María Méndez
Directora provincial del Ministerio de Industria y Comercio.

Señor:
Noel Octavio Suberví Nin
Alcalde Municipio de Barahona

Honorables autoridades:
La Asociación Dominicana de Prensa Turística, Inc. (ADOMPRETUR), Filial Barahona, expresa por este medio su profundo rechazo a la instalación de una estación de expendio de combustible en pleno centro del malecón turístico de Barahona.
Consideramos que permitir la instalación de una estación de combustible afecta la tranquilidad y el sano esparcimiento de los visitantes locales y extranjeros que requieren un ambiente de paz y seguridad para disfrutar de la belleza de nuestro Mar Caribe, así como de uno de los atractivos turísticos principales de la provincia.
Barahona es un destino clave para el desarrollo turístico de la Región Sur y sus potencialidades se ven afectadas con la instalación de una estación de combustible que afecta al turismo interno y externo.
Sabemos que el desarrollo económico de la zona, trae la expansión del comercio, pero debe hacerse en armonía con el medio ambiente y respetando los espacios públicos de sana diversión. No nos oponemos al crecimiento del comercio, entendemos que debe buscarse un lugar en las afueras de la ciudad donde no implique riesgo para los habitantes de Barahona.

A la espera de su atenta respuesta,

Saludos cordiales,

Por la Directiva Filial Barahona

Marcos A. Cadet P.                                              
Secretario General

Alsy Pimentel
Vicesecretario General

Ketty Feliz Cuello
Tesorera

Benny Rodríguez
Relaciones Públicas

Eduardo Feliz Luperón
Secretario de Actas

Kilssy Mendez

Bienvenido Heredia

Leidy Gomez


Kenia Novas

RD sigue sin incumplimientos graves ante la OIT

oitGINEBRA, Suiza.- La República Dominicana se mantiene fuera de la lista de países que incurren en incumplimientos graves ante Estados miembros de la Organización de Internacional del Trabajo (OIT), según se dio a conocer durante la celebración de la 105a Conferencia Internacional de Trabajo, en Ginebra, Suiza.

La Ministra de Trabajo, doctora Maritza Hernández, destacó que por primera vez, el año pasado, el país quedó fuera de la lista de estos llamamientos de ese organismo internacional.  “Este es un hecho trascendente que nos reafirma el compromiso de seguir aportando desde el Ministerio de Trabajo, dando seguimiento a las instrucciones del Presidente Danilo Medina”.

Hernández encabeza la delegación dominicana, compuesta por representantes del gobierno, empleadores y trabajadores. El importante conclave mundial se lleva a cabo del 30 de mayo y hasta el 10 de junio. Allí se dan cita 187 Estados Miembros de la OIT, con el propósito de analizar y acordar una serie importante de temas relacionados con el mundo del trabajo, con el lema “Construir un futuro con trabajo decente”.

Entre los puntos de agenda de esta Conferencia se destaca el trabajo decente y su papel en la promoción de la paz, la seguridad y la resiliencia ante los desastres naturales. Asimismo, las cadenas mundiales de suministro y el impacto de la Declaración de la OIT sobre la justicia social para una globalización equitativa.

En la inauguración de la actividad, el director General de la OIT, Guy Ryder, planteó a los delegados participantes que es necesario asumir la responsabilidad y dar respuesta al mandato del organismo de promover la justicia social, con el fin de lograr que las rápidas transformaciones en el mundo del trabajo se traduzcan en beneficios.

Recordó a los delegados que el mundo del trabajo es clave para hacer frente a los numerosos desafíos que enfrenta la humanidad.

Encuentran 40 cachorros de tigre muertos dentro de un congelador en Tailandia

BANGKOK, Tailandia — Las autoridades tailandesas de protección de la naturaleza encontraron 40 cachorros de tigre en un congelador del Templo del Tigre, una controvertida atracción turística al oeste del país e investigan si los cadáveres implican al templo en tráfico ilegal de especies protegidas.

El hallazgo tuvo lugar cuando miembros de la unidad que protege la naturaleza sacaba tigres del templo en un proceso lanzado para cerrarlo tras recibir denuncias de que en el lugar se traficaba con especies protegidas.

El templo, un monasterio budista que ofrece a los turistas un contacto directo y cercano con los tigres a cambio de dinero ha sido acusado por grupos conservacionistas de explotar y abusar de los animales, algo que siempre han negado.

Las autoridades que cuidan de la naturaleza dicen que solo se había informado al gobierno de uno de los cachorros muertos, un requisito formal. La policía investiga los hechos. Es ilegal vender tigres y sus partes, un producto muy demandado en Asia, especialmente en China, donde se usa en la medicina tradicional.

Sin embargo, un representante del Templo del Tigre, Wat Pha Luang Ta Bua, dijo que habían informado a las autoridades de todos los nacimientos y muertes de cachorros, y que los cadáveres se conservaban para probar que no se habían vendido en el mercado negro.

“Hemos declarado todas estas muertes a las autoridades durante años”, dijo Supitpong Pakdjarung, quien fue oficial de la policía y ahora gestiona la parte económica del templo. “Saben de estos cadáveres desde hace tiempo”.

La agencia de protección de la naturaleza lleva meses tratando de cerrar el zoológico del templo, que se promociona como un lugar en el que tigres y humanos viven en armonía y que cobra a los turistas unos 140 dólares por bañarse, alimentar y jugar con tigres.

Se abrió una investigación sobre el posible comercio ilegal de tigres después de que un veterinario que trabajó en el lugar informase de la desaparición de tres animales.

Adisorn Noochdumrong, subdirector general del departamento que gestiona los parques nacionales y la conservación en Tailandia, dijo que fue un trabajador del templo quien informó a las autoridades sobre los cachorros muertos en el congelador.

“Los encontramos esta mañana”, dijo Adisorn. “Son 40 cachorros de tigre”.

Dijo que el departamento practicaría pruebas de ADN a los tigres requisados en el templo y a los cachorros para ver si existe relación entre ellos.

Los responsables del templo negaron cualquier comportamiento incorrecto. Supitpong dijo que había informado de todo a las autoridades en diciembre cuando revisaron el número de tigres en el lugar.

En marzo, el templo comunicó en una publicación de Facebook que era normal que algunos cachorros fallecieran y que el personal guardaba los cuerpos desde 2010. La publicación no daba una cifra exacta de cachorros muertos.

Teunchai Noochdumrong, que dirige la oficina de conservación de la naturaleza y es la esposa de Adisorn, dijo que no parece que los cachorros hayan sido mutilados pero tampoco había señales de cuál fue la causa de muerte.

En su mejor momento, el templo informó de la posesión de 148 tigres, casi todo adultos. La agencia de protección de la naturaleza ya requisó 10 a principios de año antes de que el templo consiguiera una orden judicial para detener el proceso. Luego de que las autoridades recusaran dicha orden con éxito, el lunes comenzaron a sacar a los animales.

El miércoles ya habían retirado 64 tigres más, según Teunchai. Creen que en el zoo quedan 73 tigres y esperan haberlos sacado antes del sábado. Dicen que el templo no tiene los documentos de propiedad de los animales y que, por tanto, según la ley tailandesa que protege a las especies en peligro, pertenecen al gobierno.

El miércoles, Supitpong se mostraba resignado a la pérdida de los tigres y al cierre de la atracción turística del templo. Hace poco consiguieron un permiso para gestionar un zoológico en un lugar cercano y dijo que estaba preparado para seguir adelante con esa opción.

“Ahora solo queremos que esto se acabe, que se den prisa y se lleven a todos los tigres. Una vez que los tigres no estén, pasaremos al zoológico”.