Duarte vive en el corazón de Praede y el ARBA

                           
Por: Praede Olivero Feliz
Se cumplen 203 años del nacimiento del patricio Juan Pablo Duarte, en momentos en que la patria reclama volver al juramento trinitario, a la doctrina y la práctica de los padres de la patria, especialmente de su ideólogo y forjador.

Duarte sólo es recordado por los que están en el poder, cuando cumple años o en la fecha de su muerte o el 27 de febrero para luego tirarlo en el olvido, como se puede comprobar con una miradas a las revistas y periódicos que registran el acontecer nacional.

Peor aún, la práctica de esos que dicen representar la patria de Juan Pablo Duarte es contraria a su pensamiento y acción, sólo hay que pensar en la traición de Santana, que atrevió a fusilar trinitarios, a mandar a Duarte al exilio y anexar la patria a España.

Pensemos que del 1844 al 1884 cuando tren los restos de Duarte desde Venezuela, no se había reconocido su condición de Padre de la patria y para reconocerla se aprobó una trilogía, llena de méritos, pero que en el fondo contradecía el pensamiento de Sánchez y Mella, que habían establecido con claridad que Duarte era el padre de la patria.

Quiero rescatar para el presente y el futuro la conducta de Duarte cuando la Junta Central Gubernativa lo designa Comandante del Ejército del Sur, entregándole RD$1,000.00 (MIL PESOS) para esa jornada. Santana le impidió tomar el mando y la Junta lo llamó a Santo Domingo, entregando un informe escrito del destino de cada centavo. Gastó RD$173.00 (CINTO SETENTA Y TRES PESOS) y devolvió RD$827.00 (OCHOCIENTOS VENTISIETE PESOS).

Contrario a Duarte, los funcionarios se incomodan cuando les piden una información, un documento o rendir cuentas y no los quieren entregar ni ordenándolo la ley o la justicia, como ocurre en el caso del Ayuntamiento Municipal de Barahona y su Alcalde, por eso la acción contundente de Praede y el ARBA, por la transparencia, como demostración de que Duarte vive en su corazón.