Titulares

Acribillan confeso narcotraficante tras denuncia contra DNCD

unnamedSANTO DOMINGO, República Dominicana.- El confeso narcotraficante Enrique Sánchez Taveras fue asesinado la noche de este jueves de cinco balazos en Salcedo, dos semanas después de grabar un video, en el que hizo denuncias contra la Dirección Nacional de Control de Drogas, DNCD.
Sánchez Taveras afirmó en entrevista con el comunicador Alex Díaz de Telenord, que se dedicaba a la venta de drogas y que semanalmente le pagaba a un coronel de la DNCD.
“El Boris”, como era conocido, había dicho en la entrevista que  se vio obligado a suspender el negocio porque no le estaba dejando beneficios y
desde ese momento desataron una persecución en su contra.
Noticias SIN, seguirá de cerca el desarrollo de esta historia, para traerles la última información en nuestra emisión estelar de las 10 de esta noche.

Apresan a cinco dominicanos y un colombiano vinculados a supuesta red de drogas

Cinco dominicanos y un colombiano fueron detenidos por su presunta participación en una "poderosa"
red que reclutaba "mulas" para traer al país drogas desde Suramérica y posteriormente enviarlas a Estados Unidos y Europa, informó hoy la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Se trata de una red liderada por dominicanos, colombianos y venezolanos, que contrataban a hombres y mujeres a nivel nacional para el trasiego de cocaína y heroína, con pagos de entre 3,000 y 5,000 dólares, a través de una poderosa cadena que envolvía desde los suplidores de la droga en Colombia y Venezuela, hasta los patrocinadores financieros en el país de los envíos al exterior.
También estaban implicados reclutadores y preparadores de las mulas, compradores de estupefacientes, coordinador de reservaciones de vuelos, hospedajes en hoteles y viajes hacia los aeropuertos Las Américas y Punta Cana, y un equipo de seguridad o protección de todo el entramado en el referido negocio ilícito, según el portavoz de la agencia antidrogas, Miguel Medina.
El portavoz dijo que las operaciones de la red y sus auspiciadores fueron descubiertos tras varios meses de una ardua labor de inteligencia y profunda investigación del organismo, a través de tomas fotográficas de las operaciones criminales en provincias y la capital del país, y con métodos de investigación avanzada que permitieron identificar a los cabecillas e implicados.
Medina indicó que la red era operada en el país por un hombre identificado como Santos Piantini Ramos (alias Máximo), de 54 años, residente en Santiago, aunque nacido en San Pedro de Macorís, y quien se encuentra detenido.
El detenido, quien fue deportado desde los Estados Unidos, es señalado como líder del grupo.
Éste, según el portavoz de la DNCD, era acompañado supuestamente por María Núñez Alejo (La Doña o Doña Carmen), de 52 años, nacida en el municipio de Cotuí, provincia Sánchez Ramírez, pero con domicilio en el sector Mirador del Sur del Distrito Nacional, y quien también fue apresada.
El grupo, según la fuente, traía la droga al país desde Colombia y Venezuela a través de las vías digestivas de las mulas reclutadas, adheridas a su cuerpo o en maletas de doble fondo, y por el mismo mecanismo la enviaban hacia Estados Unidos, Francia, Alemania, Bélgica, España, Suiza y Holanda.
Los demás detenidos son Melvin Ubiera Martínez (El Menor), un buscador de mulas en La Romana, recientemente deportado desde Estados Unidos por narcotráfico; Patricio Jiménez (preparador de mulas) y el colombiano Hernán José Perdomo Nava.
También están implicados Francisco Guzmán Peña, Pedro Celestino Richardson, Miguel Alexis Martínez y Santos Alexis Martínez Morrobel, y otro identificado solo como El Gordo, así como otros nacionales y suramericanos.
La DNCD detalló que la detención de los cinco acusados se realizó el pasado domingo cuando supuestamente éstos se trasladaban hacia el aeropuerto de Punta Cana, acompañados de Pedro Celestino, quien viajaría con 75 bolsitas de cocaína con destino a Bélgica.
La agencia antidrogas dijo que Piantini Ramos fue apresado el 1 de diciembre de 2004 con 110 bolsitas de heroína con un peso de 1.3 kilos, mientras Núñez Alejo se le ocupó más de dos kilos de cocaína durante un operativo realizado en el 2011 en el sector La Otra Banda del municipio de Higüey, provincia La Altagracia.
También informó de que Melvin Ubiera, quien buscaba 'las mulas' fue deportado de Estados Unidos el 6 de mayo de 2009, donde cumplió 7 años y seis meses de prisión por narcotráfico.
De acuerdo con la DNCD, los implicados en la red se reunían frecuentemente en restaurantes de la avenida George Washington de la capital y en paradores del interior, además de que se hospedaban en hoteles del sector Gazcue y de la provincia Santo Domingo, para coordinar las transacciones de drogas.

ANOCHE TEMBLÓ LA TIERRA EN LA ROMANA

Un temblor de 4.7 grados, con epicentro a seis kilómetros de Guaymate, La Romana, se ha sentido en varios puntos del país.    La web del Servicio Geológico de los Estados Unidos especificó que el sismo ocurrió a las 10:12 de la noche de este jueves.  

  El movimiento telúrico se sintió, además de la Región Este,  en el Gran Santo Domingo. A los pocos segundos de registrarse, los tuiteros subieron en esa red su reacción al sentir el sismo.

POBREZA, PRECARIEDAD Y DESCUIDO HOSPITALARIO

Cada vez que entro al Hospital Regional Universitario Jaime Mota de Barahona, una gran pena se apodera de  mí, al ver el drama inhumano que allí se presenta.

No es fácil ver la gente más pobre de mi pueblo llegar a este cementerio de gente viva, desde el cual viajan muy rápidamente al cementerio de gente muerta, una gran cantidad, particularmente los que llegan a pie por falta de una moneda para el concho y la medicina.

Ver morir un hombre en la emergencia porque el oxígeno no llega a tiempo; escuchar los gritos de los  pacientes de ambos sexos, es como estar en el infierno de Dantes, como lo narra en su Divina Comedia.

Se produce una gran impotencia cuando los médicos no son suficientes y algunos de  los de servicio olvidan el juramento hipocrático, con aptitudes que hasta ponen en riesgo la precaria salud de sus pacientes.

Suerte que a veces llegan pastores y hermanos de nuestras iglesias, como la pastora Esmeralda para orar por nuestros hermanos enfermos, provocando la atención de los médicos de servicio, con un poco más de acción profesional y humanística.

Esta pastora con su presencia, además calmó a los pacientes y familiares que protestan por falta de atención rápida, oportuna y adecuada, recordando los incidentes que se han producido en el pasado.
En el caso de mi tío, asiduo paciente de  la emergencia, no hay diferencia, ni puede haberla, sufre las mismas consecuencias de la forma en que  funciona la emergencia, no importa quién le acompañe.
Yo acompaño a mi tío la mayoría de las veces en la emergencia, por lo que soy testigo de lo que allí pasa. Ayer vivimos un viacrucis que se pretendió resolver con una hidratación para compensar la pérdida de líquidos provocada por la diarrea y los vómitos, sin medicarle para calmar o eliminar los dolores estomacales que le torturaban, así fue despachado.

Antes de llegar a la casa se retorcía del dolor, vomitó y le  volvió la diarrea, por lo que lo volví a llevar a la emergencia. Los médicos fueron sinceros, me dijeron que ni en la emergencia, ni arriba tenían los medicamentos que necesitaban; me dieron una receta y a las 11:30 de la noche, salí a buscar Metronidazol y Sental Compuesto, que encontré después de muchas vueltas por las pocas farmacias que abren de noche.


Tío fue ingresado en la habitación 8, después de subir las escaleras con tres cargando la silla de ruedas por falta de ascensor. La cama no tenía sabanas, el baño no tenía papel y al pedir ayuda a la  enfermera esta nos dijo: “aquí no hay de  nada”, con lo que comprobamos la pobreza de los pacientes, la precariedad y el descuido hospitalario.